Navinews número 96 / Especial Viajando en Familia / 01 de junio de 2018.

 

Disfruta de un fabuloso paraíso en compañía de tu familia visitando el complejo portuario de Kings Wharf que también se conoce por Royal Naval Dockyard el cual suele ser la puerta de entrada para los turistas que llegan a Bermudas en barco. El Puerto de Bermudas se encuentra en el extremo norte de Ireland Island, en el distrito de Sandy’s, al oeste del archipiélago de las Bermudas. A pesar de que el puerto se dedica en la actualidad al turismo y acoge a los cruceros que llegan desde Europa y, sobre todo, desde la costa este de los Estados Unidos, nos encontramos en uno de los lugares más estratégicos e importantes de las islas Bermudas. Durante casi 150 años la base naval británica fue el principal elemento para mantener la soberanía y la ocupación de las islas.

 

 

Cuando se llega al puerto de Bermudas, las antiguas fortificaciones que defendían la península y que son de las que mejor conservadas están, nos dan la bienvenida. La marina acoge a yates y veleros de todo el mundo. A su alrededor hay muchos comercios, bares y restaurantes con lo que la animación es grande, tanto por la gente que llega de los cruceros como por los turistas y bermudianos que vienen a Sandy’s a pasar el día. Existen diversas actividades que la familia disfrutará al máximo como el Snorkel Park es ideal para dar los primeros pasos bajo el agua. Perfecto para los niños y la gente que tiene miedo al mar. El Bermuda Longtail birds es un zoológico de aves especializado en el Longtail, una de las aves características de las Bermudas. También esta The Dolphin Quest que es un aquarium dedicado al estudio de los delfines que además organiza espectáculos donde estos mamíferos realizan múltiples acrobacias. Los niños disfrutarán mucho.

 

 

Hablando de las playas de este lugar, las cuales no son demasiado frecuentadas, permiten un descanso absoluto, además de placer al disfrutar de la arena y del mar sin molestias. Las playas del sur de la isla de Gran Bermuda son las más famosas. Junto a ellas, aunque rodeando toda la isla se encuentra el arrecife coralino que hizo de Bermudas un lugar de difícil acceso, interesante para la instalación de bases navales, pero que también desarrolló los mitos y leyendas. La combinación entre las aguas turquesas y una arena muy fina con tonalidades que van desde el blanco al rosa, han dado renombre a las playas del archipiélago. La arena posee esa tonalidad rosácea al estar compuesta de fragmentos de conchas y de coral provenientes de la barrera coralina que rodea Bermudas.

 

 

La costa sur es la más famosa por sus playas. Warwick Park, Warwick Long Bay, Horseshoe Bay forman un conjunto de casi dos kilómetros y medio de playas. Junto a estas playas encontramos toda una zona con decenas de calas y pequeñas costas, ideales para tomar el sol, pasear, descansar y bañarse con toda tranquilidad y sosiego. Una característica de las playas de Bermudas es la tranquilidad, ya que el turismo no es masivo y generalmente no hay aglomeraciones: es un paraíso personalizado.