Navinews número 96 / Especial Viajando en Familia / 01 de  junio de 2018.

 

Conforme los años van pasando, los seres queridos van separándose más y más y lo único que permanece constante son los recuerdos que cosechamos en esos momentos de alegrías en familia. Es por ello por lo que recomendamos uno de los destinos que entregan experiencias difíciles de olvidar, sobre todo si se comparte entre padres e hijos. Montreal, la ciudad de habla francesa más importante del continente americano. Sus calles, su gente, sus atracciones, sus restaurantes, la mezcla de lo antiguo y lo moderno los va a enamorar. Es uno de los destinos más populares de Canadá, junto a Toronto y Vancouver. Montreal es conocida por ser un icono cultural y artístico de Canadá así que no pueden dejar de conocer sus museos como el museo de Bellas Artes, el museo McCord y el museo de arqueología. Si se trata de visitar monumentos, la Basílica de Notre Dame, la Torre Olímpica y la Torre del Reloj los dejarán sin aliento. Todo esto sin mencionar que es un destino con lugares para niños como el zoológico Biodome y algunos parques como el Jean Drapeau. Son varias las actividades que puedes hacer como local como la visita a los mercados y a los festivales como el Festival Internacional de Jazz.

 

 

En seguida conoceremos la ciudad de Québec “Cuna de la américa francesa”, declarada por la UNESCO como joya del Patrimonio de la Humanidad, un lugar completamente seguro y que se puede recorrer a pie. Den un paseo por las calles adoquinadas de la única ciudad amurallada al norte de México. Visiten lugares que han sido testigos de la historia: el barrio Petit-Champlain, la place Royale, las llanuras de Abraham y el Edificio del Parlamento. Disfruten de un paseo por la Terraza Dufferin para sacar unas fotos del célebre Château Frontenac, el hotel más fotografiado del mundo. De igual manera pueden visitar en el universo fascinante del Acuario de Québec, con alrededor de 10,000 especímenes que representan 300 especies.

 

 

Conoce Charlottetown, Canadá, la capital de la Isla Príncipe Eduardo en la costa atlántica de Canadá y es uno de los destinos más visitados en las provincias insulares canadienses. Este puerto nombrado en honor a la reina Charlotte de Inglaterra, es famoso por sus hermosos acantilados de arenisca y sus casas antiguas en el centro histórico. Charlottetown alberga 11 patrimonios históricos nacionales incluyendo el ayuntamiento de la ciudad construido en el siglo XIX. El muelle de Charlottetown cuenta con una gran variedad de tiendas, restaurantes de pescados y mariscos y sitios de entretenimiento. En las playas de la ciudad se pueden realizar distintas actividades como deportes acuáticos y pesca, y en algunos lugares se pueden observar focas. Las calles de Charlottetown se encuentran convenientemente adaptadas para ser recorridas en bicicleta, con amplios senderos que recorren varios kilómetros de la ciudad.

 

 

En cuanto a Halifax, Canadá, los viajeros dicen que se ve mejor a pie. Sumérjanse en la rica historia de la ciudad en el Maritime Museum of the Atlantic y asegúrense de que contemplan el entorno desde el Citadel National Historic Site, del siglo XVIII.