Navinews número 96 / Especial Viajando en Familia / 01 de junio de 2018.

 

Iniciamos el viaje en familia con uno de los destinos más propicios para crear lazos duraderos, y estamos hablando de Canadá, cuyos paisajes, climas y naturaleza son la combinación perfecta de factores para el descanso de la vida diaria. Rocky Mountaineer bajo el lema de “Belleza, más allá de las palabras” ofrece una actividad única y original con sus espectaculares viajes en tren a través de increíbles rutas en territorio canadiense. Rocky Mountaineer es mucho más que solo un tren, es la clave para entrar a un mundo natural oculto de belleza incomparable, mientras tu familia explora un terreno inaccesible en las Montañas Rocosas canadienses, disfrutando del viaje más lujoso que jamás hayan experimentado.

Desde ciudades cosmopolitas hasta encantadores pueblos de montaña, las rutas del tren de lujo Rocky Mountaineer brindan a los viajeros la posibilidad de conocer los más deslumbrantes paisajes del oeste canadiense en la más cómoda experiencia, además, puede escoger entre dos niveles de servicio: GoldLeaf Service y SilverLeaf Service; elegir deliciosos platillos preparados por chefs con Estrellas Michelin; dejarse consentir por sus amables anfitriones; acceder a su exclusiva plataforma exterior y capturar fotografías que durarán toda la vida.

 

 

Imaginen la posibilidad de viajar entre imponentes montañas tejiendo un espectacular trayecto junto a maravillosos barrancos. FIRST PASSAGE TO THE WEST es la ruta más popular a través de las Montañas Rocosas canadienses, famosa por unir el este y el oeste de Canadá. Viajen a través de los legendarios túneles en espiral y pasen por Craigellachie, el lugar donde se realizó la ceremonia The Last Spike en el Canadian Pacific Railway. Este es el único servicio ferroviario de pasajeros en esta ruta histórica, celebrada para conectar Canadá de Este a Oeste. Atraviesen la división continental e inspiren sus sentidos en espectaculares montañas y espectaculares cañones. Si eres un aficionado a la historia, esta ruta es para ti.

 

 

En esta ruta conocerás lugares como Vancouver, Kamloops, Lago Louise y Banff. Vancouver es una ciudad cosmopolita enclavada en la naturaleza misma, que hace muy fácil el conjugar aventuras al aire libre y actividades urbanas. Entretenidas actividades familiares, aventuras que quitan el aliento, exploraciones marinas y lujosas travesías por las montañas, son sólo algunas de las miles de actividades que se pueden realizar en Vancouver. Kamloops, con sus suaves colinas, dos ríos que convergen, 82 parques, un transparente lago y magníficas instalaciones deportivas, es un paraíso para el viajero activo. Es uno de los destinos más soleados de Canadá y cuenta con una media de más de 2000 horas de luz solar al año, lo que lo hace el sitio perfecto para jugar al golf, para montar en bici por las escarpadas montañas o para una rápida excursión a las instalaciones de esquí de descenso o de fondo que hay cerca.

 

 

El esquí alpino, el de fondo, el heli-esquí y el snowboard son actividades muy frecuentes en el tranquilo Lago Louise, a 35 millas al este de Banff, como también lo son la pesca en hielo, el patinaje, los trineos con perros y la escalada por hielo. Durante el verano la zona atrae casi al mismo número de visitantes por sus senderos, sus aguas y las paredes de sus rocas. Contempla el color turquesa del lago Louise del Parque Nacional Banff, a unos cinco kilómetros de la ciudad del mismo nombre, y deslúmbrense con su color. El famoso Grand Hotel Chateau Lake Louise se encuentra en las orillas del epónimo lago. Desde actividades aptas para el descanso como algunas llenas de adrenalina, son atenuantes atractivas para decidir un viaje familiar como ningún otro.